viernes, 31 de julio de 2009

Las multinacionales democráticas


No todo está perdido para el pueblo hondureño y para su democracia. Adidas, Nike, Gap y Knights Apparel se han dirigido por escrito al inquilino de la más famosa casa blanca que hay en Washington, distrito de Columbia, E.E.U.U., para implorarle que apoye decididamente -y promueva- el retorno de Zelaya al poder.

Como empresas fabricantes de productos en suelo hondureño, sostienen que las cosas les van igual de bien ahora que antes de la llegada de Micheletti y que su postura se debe exclusivamente a razones de ética y no de negocios. Si damos crédito a esto, tendremos que pensar que la mano de obra barata no se ha dedicado, en ningún momento, a hacer huelga de brazos caídos en señal de protesta ante el golpe de estado. O que ningún camionero del país ha optado por aparcar estratégicamente su herramienta de trabajo, colapsando las principales rutas de exportación. Las multinacionales aseguran que pueden fabricar y exportar igual que lo hacían antes. Vale, aceptamos pulpo. Quieren la democracia y son unas marcas chachonas. Me lo creo.

Hasta ahora, el tipo chachón de la película era Obama. A ver cómo sale de esta. Llevaba días con los ojos de todo el estadio mundial puestos en su persona, esperando una jugada maestra suya, una escapada brillante que acabara en gol, aunque fuera en el último minuto. Muchos días dando a entender que él quería marcar, que estaba frito por marcar, pero que no le pasaban el balón y que, además, no podía enfrentarse él solo al equipo multinacional. Pero han sido precisamente los centrales de este equipo los que acaban de dejarle la pelota muerta ante la línea de gol, para que remate a placer. Sólo tiene que darle con la puntita. O quitar al hooligan que ha saltado al campo desde la grada ultra para cubrir la portería (Micheletti, creo que se llama). Haciendo esto último, el balón entra solo: democracia 1 - fascismo 0.

jueves, 30 de julio de 2009

Europa, retrato retrete


La primera vez que fui a Alemania lo hice en autobús, partiendo de la Plaza de la Universidad de Barcelona, una agradable tarde de verano. Era la primera vez que cruzaba los Pirineos para adentrarme en un mundo que yo ya conocía a medias por los libros de mi colegio, pero que seguía siendo un misterio pese a todo lo aprendido.

Había programadas bastantes paradas en el camino hasta el destino final del trayecto: Múnich. Algunas iban a durar más de media hora, para que los viajeros pudiéramos aliviar las necesidades en los baños o en los restaurantes de carretera. A mí la carretera me trastoca la próstata, así que bendije todas y cada una de las paradas. Bueno, bendecirlas, lo que se dice bendecirlas, no todas. Recuerdo perfectamente la vomitiva letrina con cartel de WC en algo parecido a una estación de autobuses en Port Bou. La taza estaba rota y las aguas y olores fecales lo inundaban todo. Aguanté la respiración lo justo para orinar y salí pitando, guardándome las ganas de hacer algo más, porque preferí continuar mi viaje manteniendo la salud. Cada vez que acudía a un lavabo, podía apreciar que estaba más limpio que el que había dejado muchos kilómetros atrás. Fue un verdadero ascenso gradual de los infiernos. Recuerdo que, en Lyon, el suelo de los baños ya se podía pisar, pero las tazas estaban repletas de papel higiénico y desperdicios, como si tirar de la cadena fuera pecado o algo así. En Mulhouse, cerca de la frontera con Alemania, pude por fin hacer uso de un baño completamente limpio a la vista, aunque no así a la nariz. Una vez cruzada la frontera germana, pude por fin recongraciarme con la existencia en un aseo que olía a desinfectante aromatizado y brillaba como dos soles. Sentado en el retrete, que me parecía forrado de diamantes, recordé aquel anuncio del Vim Clorex Verde que nos vendían de niños, en el que te podías comer una manzana en el mismísimo lavabo. Aquí hubiera podido hacerlo, de haber tenido una manzana a mano. Y no había secreto alguno: una señora se encargaba de mantener las instalaciones en un estado prístino. Aguardaba sentada junto a una mesa en la puerta de los aseos a que le dieras la voluntad. Recuerdo haberle dado más de lo que ella sin duda esperaba, pero se lo merecía. Me había hecho sentirme en el cielo. El resto de los baños alemanes que visité siempre estuvieron a la altura. Por públicos o transitados que fuesen, siempre eran un primor. Hoy en día lo siguen siendo. Sentí que en aquel país las cosas funcionaban como tenían que funcionar. O que, por lo menos, sus habitantes tenían clarísimo que hay cosas muy importantes que hay que mantener limpias, porque, si las dejas a su bola, se enguarran solas.

Esta historia tan escatológica e intrascendente es mi principal recuerdo de aquel viaje por carretera. Y pienso en lo que habría sentido de haber nacido en Múnich y si el viaje lo hubiera hecho a la inversa. Conforme me acercaba a mi destino, el pánico iría aumentando a la par que los retortijones y yo me preguntaría, aterrado, a dónde coño iba. Menos mal que esta historia pertenece al pasado, ¿no?

Por cierto, en el fondo, aunque no se lo crean, estoy hablando de política.

miércoles, 29 de julio de 2009

Receta de Nueva Cocina Colonial


Ya sé que me repito más que el ajo, pero el tema de Honduras es que me trae por los caminos de la amargura y la impotencia. Los días pasan. Pasan las horas. Los golpistas se asientan progresivamente en el poder con cada nuevo minuto que ganan detentándolo. Washington parece estar esperando el momento de culpar a Zelaya de cualquier derramamiento de sangre que ocurra en su país. Obama no ha vuelto a abrir la boca, porque alguien debe haber entrado por la puerta secreta del despacho oval para explicarle que se trata de la puesta a punto de una nueva receta triunfal, para cocinar exquisitamente las relaciones internacionales en el siglo XXI. Esa receta es bien sencilla y se puede aprender y reproducir con sólo ver cómo se hace. Incluso se podría denunciar, porque se salta a la torera las más elementales normas de higiene democrática. En tal caso, ¿ante qué autoridad?, ¿el Tribunal Internacional de La Haya?, ¿la ONU?, ¿serviría de algo? Igual sí. Por eso los medios apenas registran lo que pasa en Honduras en estos días o lo hacen de forma sesgada: para que la receta no sea tan evidente. Porque mira que lo es. Aquí la tienen, perfectamente redactada por Máximo Kinast para Argenpress (vía D. Rafael, en su Mojo con Morera). Léanla. No tiene desperdicio. Es tan sencilla que no tendrán ni que memorizarla. Ya lo verán.

martes, 28 de julio de 2009

Sindicalista retrógrado piquetero


Coincidiendo con el estreno de la película 'Che' de Steven Soderbergh, protagonizada por Benicio del Toro, Esperanza Aguirre carga contra Ernesto Che Guevara en un cónclave de las nuevas generaciones del PP, llamándole “canalla”. Acabar con el prestigio de un médico es fácil si se da pábulo a denuncias anónimas infundadas y se le ríe la gracia a quien comete la infamia de llamarle "doctor muerte". Hacerse con el puesto de presidenta de una comunidad autónoma puede ser sencillísimo, si dos contrarios se ausentan oportunamente de la votación adecuada. Es de natural gracioso -y hasta chispeante- improvisar un chascarrillo con las picotas regaladas ayer cuando la putrefacción gurteliana afecta a piezas muchísimo más gruesas del mismo frutero desde hace meses. Encararse con un funcionario para que a éste le quede claro con quién está hablando, mientras se mastica chicle, es señal de tener las cosas claras. Y suma y sigue. Ya puestos, ¿por qué no llamar sindicalista, retrógrado y piquetero -así, para que rime con Zapatero- al vulgar individuo que tenemos por presidente? No hay nada que perder y muchos votos que ganar.

Este parece ser el esquema mental de Aguirre, a tenor de su comportamiento y actitud pública. Tal vez piense que con estas acciones, permisividades y proverbiales toques de fortuna, es como se construye la imagen de un político triunfador. Se comprende que se mueve en la seguridad de que es así como se ganan votos y más votos y lo cierto es que la fórmula, hasta ahora, parece funcionarle. Siempre suele haber votantes deseosos de lanzar dardos al culpable de su infortunio. Y es tan fácil señalarles al culpable...

La jugada se completa cuando el lider natural -o lideresa, en este caso- se sitúa al frente de sus mesnadas para proferir bien alto y a la cara del culpable aquellos insultos que sus votantes llanos quisieran decir para al menos desahogarse, pero no lo hacen. Bien por miedo a represalias, bien porque la cabeza no les alcanza para conjugar los tres epítetos de forma tan magistral -y ahí la aristocracia para Aguirre es un grado-, o bien -simplemente- porque son menos faltones que su timonel. Pero esto último, a Esperancita, quizás ni siquiera se le ha pasado por la cabeza. Ni se le ha pasado por la cabeza que tal vez se ha pasado. Como todo se lo pasa antes por el forro...

lunes, 27 de julio de 2009

Obama y Honduras


Zelaya tiene razón: reclama a Obama que actúe "con fuerza" contra los golpistas. En el comienzo de la crisis hondureña -es decir, tras el golpe de estado, porque fue un señor golpe de estado- la postura del presidente norteamericano fue la de unirse al coro internacional de los que reclamaban el respeto a las normas democráticas y la restitución del cargo al presidente exiliado a la fuerza. Pero parece ser que la boca se le va haciendo más y más pequeña al rey del mundo conforme pasan los días. Y los días pasan precisamente porque el rey del mundo lo consiente. No puede dejarse de lado el hecho de que a EE.UU. le viene de perlas poner freno a la expansión de las políticas despreciativamente tildadas de "populistas" y que simplemente propugnan un reparto más justo de las riquezas en países con un vergonzante desequilibrio social y un control más exhaustivo sobre las transnacionales que explotan esos recursos o controlan su comercialización y exportación. La democracia no vale en estos casos, porque el incómodo poder de esos regímenes "populistas" ha surgido precisamente de las urnas, así que golpe al canto. Es un encontronazo en toda regla entre el discurso de la democracia y su aplicación efectiva, teniendo en cuenta los poderosísimos intereses capitalistas de las multinacionales. Obama pone el discurso bonito, el poder real de Washington -CIA y Escuela de las Américas mediante- pone los deplorables hechos y la cosa se estanca.

Por eso, creo que Zelaya ha dado en el clavo. La única opción que queda es poner a Obama entre él mismo y su sombra. La comunidad internacional debería aunar esfuerzos para hacer que el presidente norteamericano se definiera mediante una declaración firme que incline la balanza en uno u otro sentido. En primer lugar, para no demorar más en el tiempo la solución del conflicto, haciéndole así el juego a los golpistas- y, en segundo lugar, para que el mundo entero sepa quién gobierna realmente en EE.UU. -fuera máscaras- y quién, en consecuencia, seguirá gobernando en Honduras. No hay otra. Salvo la revolución, claro, pero ésta lo suele dejar todo perdido de sangre.

domingo, 26 de julio de 2009

Domingo positivo



Tengo amigos muy queridos a los que, para dolor mío, no parece haber manera de hacer que soporten al grupo Yes o alguna de sus canciones. Este es mi penúltimo intento.

En esta versión del clásico 'Your Move', el vocalista Jon Anderson reserva su aparición a los coros finales que homenajean a Lennon y su aflautada voz es sustituida por la de... ¡¡Robert Downey Jr.!! Cosas veredes, amigo Sancho. El gamberrísimo actor se descuelga con una voz y un saber cantar que para sí quisieran muchísimas estrellas consagradas del rock y del pop. Si se metiera a cura católico y el Vaticano le dejara amenizar la liturgia, los fieles acudirían en tropel a la iglesia. Pero no quiero dar ideas, que luego se me revolucionan. Paz, hermanos.

sábado, 25 de julio de 2009

Escenas Celestiales XIV


Nuestra escena celestial de hoy comenzó en la Tierra, muchos años antes. Sesenta y tres años antes, para ser precisos. Colin y Chloé se amaban intensamente cuando a Chloé le detectaron un cáncer en un pulmón. Un nenúfar, le llamaron. Chloé no superó el crecimiento de su flor de agua dulce y murió, dejando a Colin desconsolado y encerrado en su libro para siempre. Bueno, para siempre no. Hoy he decidido que, dado el tiempo transcurrido, es bastante aceptable y hasta lógico pensar que Colin acaba de partir hacia el cielo y que allí hace su entrada, en formato alma, expectante e ilusionado ante la idea de volver a ver a Chloé sesenta y tres años después. El encuentro no se hace esperar y aquí tenemos a los dos espíritus frente a frente: el de una chica muerta en la flor de la vida y el de un anciano que ha vivido lo suficiente como para conocer los sinsabores de la existencia. Se observan, se auscultan en silencio, se fusionan en un abrazo -algo parecido a una mezcla de gases en un espacio cerrado y a temperatura constante-, se separan y se vuelven a fundir.

El impulso natural -porque él la siguió anhelando todos y cada uno de sus días en la Tierra y porque ella lo adoraba igual que en el momento de morir- fue el de seguir amándose como si el tiempo no hubiera pasado, pero no fue posible. Ella conservaba intacta su alma juvenil. La de él era la de un viejo acabado. La inocencia de ella se le contagiaba a ratos, pero acababa por revelársele demasiado ligera y naíf. Chloé, a su vez, no soportaba el sentido trágico de la existencia que Colin tenía grabado a fuego y que siempre acababa por salir a flote. Más de mil veces le rogó que abandonara su vejez y que recuperara su alma de joven, para que todo volviera a ser como antes. Él lo hizo mil veces, pero sentía que dejaba de ser él. No podía. Le hubiera pedido a ella que hiciera por madurar y acercársele, pero sabía que eso también era imposible. Llegó el temido extrañamiento. Sesenta y tres años transcurridos en la Tierra entre ambas muertes habían dado lugar a dos almas irreconciliables que empezaron a odiarse al cabo de algunas centurias, para terminar distanciándose y no queriendo saber nada de la otra al cabo de los milenios. Y así, de esa forma tan displicente, casi como quien ve deshacerse la espuma, el Cielo fue testigo de una nueva crónica del desamor. Por delante quedaba toda la eternidad.

viernes, 24 de julio de 2009

Citas insuperables (12)


“¿Quién no recibe un regalo en Navidad?” - Esteban González Pons -de natural lustroso y dicharachero, pero ahora serio y con barba de tres días-, a propósito de la carajera del caso Gürtel, los trajes, los bolsos y las anchoas. Para el que no lo sepa, es el secretario de comunicación del PP. Secretario de comunicación. Del PP.

Queriendo confundir temerariamente los límites del regalo y el cohecho e insultando a la inteligencia. Así es como el PP pretende capear el temporal. Otro cuadro del mismo partido, el conseller valenciano de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, señaló que prohibir los regalos a los políticos a raíz del caso Gürtel, sería como "suprimir a los Reyes Magos de nuestra cultura".

Cada vez que alguno de ellos abre la boca, la cosa empeora. ¿A alguien puede extrañarle el silencio de Rajoy? ¡Virgencita mía, que me quede como estoy!

jueves, 23 de julio de 2009

Pecados de juventud


Cuarenta años hace ahora que el príncipe Juan Carlos de Borbón recibió de manos de Franco el título de sucesor del régimen. Para la obtención de tan vitalicia acreditación, el actual monarca juró ante el dictador los principios del Movimiento Nacional del 18 de Julio (los únicos que ha jurado o prometido hasta hoy). Hay que insistir en esto: El ahora rey aceptó ante el dictador que su legitimidad venía del 18 de Julio. ¿Pecados de juventud?

Todo esto hay que decirlo, porque, salvo Público, ningún rotativo ha querido darse por enterado de la efeméride. Si la figura borbónica se ensalza, interesadamente y a destiempo, con motivo del 28º aniversario del 23-F, qué menos que hacer lo propio con el pecaminoso origen de una monarquía con cuatro décadas de antigüedad -y un dictador- en su designación, para que no nos olvidemos de su historia. Aunque esa historia tenga mala prensa, pero esto es lo que hay en la democrática España del año 2009. Yo mismo, en casos como éste, me digo, casi gritando: ¿Por qué no te callas?

miércoles, 22 de julio de 2009

El perro del hortelano


Tiene que haber gente pató, me digo siempre que me entero de cosas tan asombrosas como ésta: los neocon españoles han presentado al congreso de los EE.UU. un informe demoledor -51 folios con membrete de la Universidad Rey Juan Carlos I- que ha borrado del mapa cualquier interés de Obama por España como país referente en la aplicación de políticas de energías renovables. Y parece que inerés había. Ya no.

La cosa tendría quizás menor relevancia, de no ser porque son éstos precisamente (FAES, GEES, PP, Aznar, Bardají, etc., etc.) quienes más se llenan la boca con el dichoso patriotismo. De la república independiente de su casa, va a ser. O de su cuerda. Así, el autor del informe, el canario Gabriel Calzada, comenta en la Fox, entre carcajadas (le hace gracia, se entiende): "Es difícil comprender que un país como EEUU quiera aprender cómo crear empleos de un país como España".

¿Te gustó? Me da que, si gobernara la derecha, la dificultad de Calzada para la comprensión desaparecería en un pispás. No se puede alegar, como atenuante, que se comportan como niños enrabietados porque no se les da lo que creen que les pertenece -póngase una pelota o España, por ejemplo- o que, en realidad, son auténticos procuradores del bien último de la nación. Parecen más bien gamberros salvajes, del grupo de los de "la maté porque era mía".

martes, 21 de julio de 2009

Citas insuperables (11)


“Todos los políticos de este país, desde el primero al último, reciben regalos, y sospecho que los del presidente del Gobierno tienen que ser más grandes y más caros que los de la alcaldesa y los concejales.” - Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, en su particular ópera bufa, acto tercero.

En el primer acto, la encontrábamos en la tierra de las flores, de la luz y del amor, cavilando acerca de la curiosa similitud de las anchoas y los trajes; en el segundo, la diva imploraba a los cuatro vientos un cambio de leyes que despenalizara las dádivas; en este tercer acto, popularmente conocido como "Così Fan Tutti" o "Todos los políticos son iguales", la tensión de la obra aumenta cosa fina, con la protagonista abrazada con desesperación a un bolso de Vuitton repleto de sueños; el próximo acto nos llevará al paroxismo y el desenlace promete ser puro despiporre. No cambien de canal.

lunes, 20 de julio de 2009

Muerta entre las flores


Natalia Stemirova fue secuestrada por tres individuos a las puertas de su casa en Grozni, el pasado quince de julio. Horas después, su cuerpo fue encontrado, acribillado a tiros, en medio del campo. Había sido amiga de Anna Politkóvskaya, la periodista asesinada en 2006 por el mismo motivo: ambas denunciaban las constantes violaciones de los derechos humanos en Chechenia. Todos los indicios, pero sobre todo los más que probables móviles del crimen, apuntan al gobierno checheno que, por supuesto, se desmarca indignado de cualquier sospecha de autoría.

Angela Merkel (Alemania) ha señalado a Medvédev (Federación Rusa) la gravedad de semejante acto en vísperas del estrechamiento de las relaciones entre ambos países para la construcción de un gasoducto que suministrará gas a Alemania pasando por el Báltico. Supongo que Medvédev le habrá dicho a Merkel con tono de consternación que, en efecto, tiene toda la razón y nada más que la razón al señalar un hecho tan luctuoso y grave, pero no sé por qué me da que la cosa no va a pasar de ahí. Al fin y al cabo, se trata sólo de una muerta entre las flores. Y enfrente hay todo un señor gasoducto. ¿Gasoducto o derechos? Gasoducto.


domingo, 19 de julio de 2009

Domingo Boom



1969. El hombre llega a la Luna, los Beatles y los Rolling se encuentran en lo más alto de su carrera, Jimmy Hendrix y Janis Joplin se ciñen flores y tiras de tela en la cabeza y por el Festival de Eurovisión hace un año que ha pasado el huracán Massiel. Lulu dice odiar esta canción, pero lo cierto es que, con ella -¡olé! mediante-, ganó el festival y el
single acabó en la estantería de discos de mis primas, entre muchos otros lugares de todo el mundo.

Pero el vídeo lo traigo a colación, para que ustedes comprueben cómo el festival se ha degradado con el tiempo. Ahora todo prácticamente se reduce a una grandilocuente puesta en escena y cuando aparece una buena canción, arrasa. En 1969, todo era mucho más modesto -casi dominical y religiosamente austero-, pero, ese año, cuatro canciones compartieron el primer premio.

Aunque se les quede pegado el Boom Bang-A-Bang, por favor, no me muevan los pies en la eucaristía, ni me la canten por lo bajini. Que dios está arriba y lo ve -y oye- todo.

sábado, 18 de julio de 2009

Escenas Celestiales XIII


Lo más aterrador del cielo que nos prometen las religiones es su dimensión de eternidad. La eternidad es un abismo negro, como el manto asfixiante de un mar que lo cubre todo sin solución de continuidad, sin costas a las que arribar para descansar de la cansina travesía. La eternidad es un veneno mortal para la curiosidad, porque aprenderemos que todo llega, que todo entretiene hasta que todo aburre, que todo pasa, que nada tiene sentido, en definitiva. Incluso las personas (almas) más queridas -¡y esto es verdaderamente terrible!- acabarán siendo objeto de nuestro desinterés. La eternidad es el abono perfecto para la más absoluta de las apatías. Cualquier tarea que emprendan nuestras almas, por compleja o ilusionante que sea, tendrá los días contados. Y, al término de la tarea, por muchos milenios que hayan sido empleados, quedará todavía por delante toda la eternidad. Un espanto.

Esto es mucho peor que el mito de Sísifo, porque, en la idea de una eternidad eterna, ni siquiera hay cima para depositar la piedra. Por siempre arrastraremos una existencia más o menos grata, más o menos feliz, más o menos afortunada que acabará siendo inhumana más tarde o más temprano. Y no habría diferencia alguna, si la existencia fuera la más feliz, la más grata o la más afortunada. Sería igualmente inhumana. Es el horror. El mismo infierno.

La simple idea de que una persona pueda encontrar acomodo en un tiempo infinito es absurda. Qué más da cómo sea el lugar donde todo esto ha de acontecer. Por idílico que sea, será el escenario del terror. No sé si me entienden.

"No te entendemos. Nosotros sí somos felices." - le respondió al unísono un coro de diez millones de almas que se habían acercado por curiosidad en cuanto escucharon sus quejas y lamentaciones. Hacía tanto que ningún alma recién arribada había hecho algo así...

viernes, 17 de julio de 2009

Un Sí Crítico


Y lo pongo con mayúsculas, porque un Sí así no se lo encuentra uno todos los días. Es un sí polivalente y mayestático, grandilocuente y reverberante, porque no es exactamente un sí, aunque a simple vista pueda parecerlo. Bueno, en realidad si que es un sí con todas las de la ley, pero acompañado de un pero. Algo así como 'mmssssiiipero... buenovengavaaale'. Cuando los miembros de la RAE más se solazaban esperando agosto y mirándose las uñas en éxtasis contemplativo, va el gobierno canario y acuña el nuevo término que ha de poner la academia patas arriba. Dame el dinero autonómico, pero que sepas que lo acepto a regañadientes, has tenido suerte de que lo acepte, chaval, porque de ti no me fío. O algo así.

Hasta ahora, las críticas y los disensos engrosaban el bando del no (yo querría, pero no; ya me gustaría, ya, pero no; sí, pero, como no me fío de ti y además quiero ser crítico contigo, pues no). Frente a un sí diáfano, cristalino e inapelable, siempre se había contrapuesto un no o un no crítico, a poco que hubiera un mayor o menor componente de crítica, pero un no al fin y al cabo. Hasta ahora.

Ese Sí Crítico (no me sale escribirlo con minúsculas, lo siento, me tiene alelado) merece una grafía aparte, que lo identifique como el gran neologismo que es. Yo propongo un si como la conjunción condicional, pero añadiendo el acento circunflejo sobre la i, hecho que no tiene precedentes en nuestro idioma. Falta establecer cómo se pronunciaría esa vocal (¿a medio camino entre la i y la u, como la ü alemana?), para que el componente de crítica inherente a la palabra le quede de manifiesto al receptor nada más oírla y para que al instante se sienta, cuando menos, cohibido. Pero ahí yo ya me pierdo.

Con lo tranquilas que estaban sus señorías de la RAE con sus uñas y sus cosas. Si es que la culpa es del dinero... que lo distorsiona tó. ¿Verdad, Mariano?

jueves, 16 de julio de 2009

Lo primero es lo primero


Ante la agresión de un bruto armado hacia un bruto indefenso no vale el término medio, por muy brutos que sean los dos (que no es el caso, pero en fin). No se puede equiparar al verdugo y a su víctima. Micheletti no se reunió con Zelaya en pijama, en medio de la noche y en territorio neutral, para liarse a piñas o entablar un debate dialéctico, a ver quién de los dos ganaba y se quedaba con Honduras. Fue un ejército armado quien irrumpió en la vivienda presidencial, para 'invitar' al presidente electo a abandonar el país. Eso es un golpe de estado de manual, Micheletti es el verdugo y Zelaya la víctima, igual que fútbol es fútbol. Estos son los hechos, aunque haya listillos muy insignes que pretendan darles la vuelta sibilinamente, a base de retruécanos, mentiras, tergiversaciones y medias verdades.

La mediación entre víctima y verdugo es, en esencia, injusta e improcedente. Pretender desempeñar el papel de bueno de la película, invitando a víctima y verdugo a entenderse y llegar a un acuerdo es simplemente una bufonada. La palabra se queda muy corta, si encima eres la nación más poderosa del mundo, con capacidad para poner al infame verdugo pies en polvorosa haciendo ¡chas! con los dedos y en cuestión de segundos.

Lo dice muy bien un comentario leído en Público y firmado por Wilma: "La administración estadounidense, apelando a la "paciencia", quiere ganar tiempo para que los golpistas acaben por imponerse... Si EE.UU. respetara el estado de derecho debería retirar a su embajador de Honduras ¡¡ya!! Los golpistas tienen las manos manchadas de sangre y no tienen nada que negociar, deben ir directamente a la cárcel por haber atentado contra los derechos humanos del pueblo hondureño."

Y después de encarcelarlos, añado yo, ya podríamos entrar en esos detalles que señala el Sr. Vargas Llosa y que, a lo mejor, convendría revisar con lupa. Pero lo primero es lo primero. Y lo primero es la democracia. Fuera los golpistas del poder.

miércoles, 15 de julio de 2009

El Día de la Blasfemia


Ya se levantan voces sensatas en contra de iniciativas tan lamentables como la que va a tener lugar en Irlanda, dentro de pocos días, y que denunciaba yo antesdeayer. Ante la ola de fundamentalismo que se cierne sobre la cosa común -como quien no quiere la cosa, ¿te das cuén?-, se propone el 30 de septiembre como Día Internacional de la Blasfemia.

Claro que sí. Necesitamos un día en el que promover la libertad de expresión y demostrar la solidaridad con quien critica o incluso insulta a la religión sin miedo a las represalias. Se considera que debería ser obligación de todas las naciones del mundo salvaguardar el derecho a la disidencia y no alinearse con quienes demandan un respeto irracional a cualquier tipo de creencia. A ver si maduramos un poquito, oiga, que, a veces, parece que vamos 'p'atrás', como los cangrejos.

martes, 14 de julio de 2009

Tegucigolpe


El reciente golpe de estado en Honduras ya no ocupa espacio alguno en las portadas de la prensa occidental, lo que sin duda obedece a una deliberada estrategia de desinformación y enfriamiento mediático de un problema que sigue candente. Porque, para que lo sepan, el movimiento pacífico de resistencia de miles de hondureños volcados en las calles de las principales ciudades del país ha cumplido su decimosexto día, con el asesinato del dirigente popular y militante de izquierda Roger Iván Bados, en la ciudad hondureña de San Pedro Sula, y con la muerte de Ramón García, un activista popular también de izquierda, el pasado domingo. Ambos pertenecientes a la horda roja, como sin duda los más avezados de entre ustedes no han pasado por alto. Es cierto que, a veces, las 'sucesiones constitucionales' se tornan algo difíciles de 'implantar', pero, ganando un poquito más de tiempo, todo el mundo acabará entrando por el aro. Mientras tanto, la prensa extranjera es expulsada del país, al más puro estilo Ahmadineyad. Chitón, que el tiempo pase ligero y manso, sin que se mueva una sola hoja, un solo pensamiento. Que los minutos y las horas se sucedan en la más 'orejiana' placidez. Que la espuma de los días se disuelva en la nada. Sshhhhhh...

lunes, 13 de julio de 2009

Irlanda no puede blasfemar


Si mis fuentes no me están tomando el pelo, el parlamento irlandés -en rigurosas minúsculas, dadas las circunstancias- va a aprobar la próxima semana una ley que permitirá multar a quien blasfeme. Esto incluye, además de insultar o difamar al dios todopoderoso, cosas mucho más educadas y racionales, como negar su existencia. ¿Dices que dios no existe, irlandés? Multa al canto de hasta 25.000 euracos. La fe por decreto o por miedo al castigo. El sueño libidinoso de cualquier Rouco.

Y esto de multar con dos años de sueldo base, ¿a qué viene ahora? - se preguntará más de uno. No conozco la respuesta, pero tampoco se me olvida que Irlanda ha sido portada hace muy poco por numerosos casos de pederastia denunciados en el seno de la iglesia católica. Es posible que la denuncia de este tipo de casos entre, según qué jueces, en el ámbito de la difamación al dios todopoderoso (así que mejor te callas, 'pringao'...).

Aprovecharé que escribo a más de 2.600 kilómetros de distancia de Mizen Head, con casi un océano de por medio, para decirlo alto y claro por aquellos irlandeses que a partir de ahora no puedan hacerlo: Dios no existe, dios no existe, ¡DIOS NO EXISTE!

All of you, irish people, who want to declare the inexistence of god but are afraid of being punished by your laws or judges, please feel free to contact me anytime and I'll spit it out for you, as repeatedly as needed: There is no god, there is no god, THERE IS NO GOD!

domingo, 12 de julio de 2009

Domingo desierto


Banda sonora de la magnífica película "Bagdad Café" que habla de ciertos desiertos desiertos... y no hay nada más que añadir.
Feliz domingo a tod@s.
Y no me dejen al cura en la estacada, predicando solo en medio del páramo (y menos con estos calores, el pobre)...

sábado, 11 de julio de 2009

Dónde está el Cielo (2)


En la primera parte de este post, editada allá por el mes de marzo, razonábamos que el Cielo prometido por algunas religiones difícilmente podría encontrarse en la Troposfera, en la Estratosfera, en la Mesosfera, en la Termosfera o en la Exosfera, que son los estratos en los que se divide la atmósfera de la Tierra. Detuve la reflexión en la Exosfera que es la capa más alta, desde donde muchísimos átomos de gases ligeros saltan al espacio interplanetario para no regresar jamás. Podemos tratar de imaginar que, de alguna manera, en esos átomos va almacenada la energía de la que estarían compuestas nuestras almas, si éstas existieran. Podemos elucubrar con la idea de que la vida ultraterrena se desarrolla en la interrelación entre esos átomos que vagarán por el espacio por toda la eternidad, en un plano de realidad que desconocemos. Podemos incluso preguntarnos por qué iba a tener que ocurrir esto en la Exosfera precisamente y no, por ejemplo, en los átomos que conforman la pared medianera de la casa de nuestro vecino. Los misterios de la física cuántica abren muchísimas puertas para que la trascendencia encuentre nuevos rincones para su acomodo. Tal vez nuestros bisabuelos sí, pero nosotros no podemos sostener que el Cielo se encuentre en nuestra atmósfera sin caer de lleno en el absurdo. En cambio, sí que podemos decir, sin que nadie nos pueda llevar la contraria, que el Cielo está junto a nosotros, pero en otro plano dimensional. Ahí hay terreno abonado para la cábala. Así se constata que la respuesta a la pregunta que encabeza este post es muy escurridiza y que ha variado históricamente, casi siempre reculando y perdiendo terreno, con motivo de los avances que el hombre ha venido realizando en el conocimiento de su medio, del mundo y del universo. No por nada el mayúsculo cabreo de la iglesia católica hacia Galileo ha durado 400 años (y persiste hoy, aunque lo disimulen).

La cuestión no es, pues, dónde está el Cielo, porque muchos trascendentalistas dirán que la pregunta en sí carece de sentido, al tener su origen en la razón del hombre que no puede alcanzar a comprender, ni de lejos, la esencia del dios creador. El lugar es algo que dios no necesita en absoluto y a nosotros, por lo tanto, tampoco debería importarnos lo más mínimo. Hay Cielo y punto.

Así pues, la pregunta que realmente debería inquietarnos es: ¿Cómo es el Cielo?

Y sus derivadas: ¿Hay espacio en el Cielo? ¿Un arriba? ¿Un abajo? ¿Hay compartimentos? ¿Tendremos forma? ¿Pueden las almas prescindir de la forma de las cosas? En caso afirmativo, ¿pueden hacerlo durante toda la eternidad y ser felices? Si alguien puede adelantarme alguna respuesta a estas preguntas, le estaré muy, pero que muy agradecido.

viernes, 10 de julio de 2009

Ah, me río de verme tan bella...


Que dice la Barberá que por qué no cambiamos las leyes para que se puedan hacer regalos a la clase política sin que eso suponga una contrariedad, un descrédito o un soborno, que para ella viene a ser lo mismo. Trajes a Camps, latas de anchoas a Zapatero, cochazos deportivos o yates de lujo a Juan Carlos. ¡Qué diantres! Ellos también tienen derecho al mimo y al agasajo, igual que los divos de la ópera o los deportistas de élite. La política es tan desagradecida que lo que pide la alcaldesa valenciana habría que verlo como una suerte de compensación o de natural resarcimiento. Si luego el político bien nacido da las gracias mediante tratos de favor, pues sólo estaría aplicando la buena educación más elemental y punto.

Lo bonito del asunto es que, con esta petición, Rita Barberá entona su particular aria de las joyas y viene a decir que a Camps le regalaron los trajes y que realmente no los pagó de su bolsillo. Así pues, Camps mintió al juez, a la prensa y a la gente, que yo ya no sé qué es peor, si luego va y obtiene más y más y más votos de aquellos que parecen disfrutar las mentiras cuando provienen de los suyos.

En "La Vida Según Camps" sólo quedan uno o dos escaloncitos para que acabe lo absurdo. Rita desea convertir esa escalera en un tobogán para la clase política, vista la aquiescencia de la gente. Si no puedes cambiar la realidad, cambia la ley. Se acabó lo de ser un gestor tiquismiquis. Avancemos hacia el futuro sin complejos, como tiene que ser. Vayan preparando las dádivas, que los nuevos líderes las aguardan como si de premios anticipados se tratasen. Este PP, siempre a la más absoluta vanguardia de los cambios.

Porque fíjate tú cómo eran las cosas antes de que nos despertaran: Pilar Miró, por un asunto de trajes pagados con dineros públicos, dimitió sin esperar el auto judicial. La muy tonta.

jueves, 9 de julio de 2009

Guarda la Madonna!


Una vez, hace muchos años, casi me muero de risa delante de la tele. Salía un cura italiano mostrando a cámara una estampita de la Virgen, diciendo: L'importante é la Madonna. Guarda la Madonna, guarda la Madonna! (Mira a la Virgen, mira a la Virgen). A continuación, se abría el plano y se podía entonces apreciar que ante el 'cura' había una mesita con dos estampitas más boca abajo. Añadió la de la Madonna entre las dos que había y se puso a removerlas, con una velocidad endiablada, preguntando: Dove é la Madonna? (¿Dónde está la Virgen?). Puede que no le vean gracia alguna al asunto, pero les aseguro que la cara de trilero del curilla era de foto. Además, me pareció que acababa de presenciar la mejor metáfora de la iglesia católica que había visto en mi vida. Lo sigo pensando.

Benedictodieciséis -Benedictoxvi para los amigos- nos habla a través de su última encíclica “Caritas in Veritate” de lo mal que va el mundo, de lo mal que va la economía, de la falta de valores -católicos, por supuesto-, de la necesidad de mirar por el hombre antes que por el dinero... Porque el dinero no es lo importante (Guarda la Madonna. L'importante é la Madonna).

El embajador de España en el Vaticano, Francisco Vázquez, ha comunicado a los responsables del Instituto Cervantes que les va a actualizar el alquiler de la sede romana y la sala de exposiciones que ocupan, pasando de los 6.000 euros mensuales que pagan ahora a 9.000 ó 10.000 en septiembre. Gran parte de ese dinero va a la jerarquía católica (y supongo que algún pellizco le cae a la Madonna, fijo).

Mientras tanto, a mil trescientos dieciséis kilómetros al noreste del Vaticano, bajo las faldas de Radio María, los católicos polacos intentan prohibir el concierto de la Madonna Ciccone. Aseguran que es una provocación y un escándalo anticristiano, porque tendrá lugar el 15 de agosto, el día de la Ascensión de la Virgen (de nuevo, l'importante é la Madonna, guarda la Madonna).

En principio, un concierto de Madonna no me atrae demasiado, pero, en este caso, me está apeteciendo un viajecito irreverente a Varsovia, para verla. L'importante é la Madonna. Guarda la Madonna, guarda la Madonna!

miércoles, 8 de julio de 2009

Citas insuperables (10)


"Quedan uno o dos escaloncitos para que acabe esta cuestión tan absurda." - Francisco Camps, humilde presidente de la Generalitat Valenciana, abnegado escalador de escalones y enemigo acérrimo de lo absurdo, después de saber que el Tribunal Superior de Justicia de su Comunidad ha apreciado "indicios racionales" de delito de cohecho en su adquisición de prendas de vestir que fueron supuestamente pagadas por la empresa Orange Market. He hecho cuentas y toca a escalón por huevo, más o menos.

martes, 7 de julio de 2009

Las garras de Bush


Mientras la CNN le hace el juego a los golpistas, los empresarios hondureños toman distancia del gobierno de Micheletti. El sector empresarial hondureño, que había venido apoyando el golpe de Estado, se ha desmarcado del gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti que se va quedando solo conforme pasan las horas. El ex presidente Carlos Flores Facussé, propietario del diario La Tribuna y señalado como uno de los principales ideólogos y promotores del golpe, ha salido del país rumbo a Washington con su familia (¿cómo era aquello de las ratas del barco?). Se da la circunstancia de que Facussé se había reunido junto a los empresarios Ricardo Maduro y Rafael Ferrari con representantes del gobierno de Micheletti este domingo, poco antes de que Zelaya tratase de tomar tierra en Tegucigalpa. Si el vector actual de los acontecimientos persiste, es sólo cuestión de horas que El País, la CNN y RNE se pongan también de parte del presidente electo Zelaya, como no podía ser de otra manera. Y no descarto que, en el transcurso de los próximos años, hasta Aznar acabe sentenciando que lo de Honduras fue un golpe de estado en toda regla, por si alguien no se había percatado.

En Honduras hay en estos momentos dos políticas enfrentadas y ambas parten de EE.UU. La golpista tiene su origen en la administración Bush y en el Pentágono. La otra, con algo de sentido de la vergüenza, en la Casa Blanca. Me explico: Los EE.UU. cuentan con la base militar Soto Cano, en Palmerola, a 97 kilómetros de Tegucigalpa, y los militares hondureños poco o casi nada hacen sin el consentimiento de sus similares estadounidenses. La base de Soto Cano se encuentra actualmente bajo las órdenes del coronel Richard A. Juergens. Al parecer, fue este mismo militar estadounidense quien dirigió el secuestro del presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide cuando ocupaba el cargo de director de Operaciones Especiales del Special Operations Command. Aristide también 'firmó' entonces una carta de renuncia al cargo de presidente, extrañamente similar a la de Zelaya. Blanco y en botella, leche. Y más si, encima, el envase se repite. Embotellada de aquella forma por la administración saliente de Bush y desayuno indigesto y obligado para un Obama que quiere desmarcarse, pero que no acaba de hacerlo. Es otra prueba de fuego para su declarado respeto por la democracia.

lunes, 6 de julio de 2009

Honduras


Zelaya vuelve a Honduras pese a que los autores de la sucesión constitucional le tienen prohibida la entrada... inconstitucionalmente, por cierto, ya que su venerada Carta Magna no reconoce la extradición de los ciudadanos hondureños que tienen, por tanto, derecho a volver a su país en todo momento, presidente incluido.

En el aeropuerto de Tegucigalpa se está congregando la población para darle la bienvenida. Avisando a Zelaya de lo que le espera, al más puro estilo mafioso, Micheletti dice que "no podemos permitir esta temeridad, que muera un presidente de la república, que resulte herido un presidente de la república, que muera cualquier persona".

Efectivamente, cualquiera de esas tres cosas son temeridades, ya que, de pasar alguna, la gente puede ponerse hecha un basilisco y dar al traste con la brillante sucesión constitucional llevada a cabo por el ejército siguiendo las órdenes de los oligarcas hondureños. Escribo estas líneas a las 18:00 horas en la Comunidad Autónoma Canaria, cuando faltan pocas horas para que Zelaya aterrice en su país. La suerte está echada. Que sea buena, presidente.

Son las 00:20 y Zelaya todavía no ha aterrizado en Tegucigalpa. Una multitud ha ido al aeropuerto internacional a recibirle. Micheletti no va a permitir que aterrice y ha ordenado cerrar el aeropuerto. El ejército está actuando con contundencia. Hay dos muertos. La temeridad que no se podía permitir, ha sucedido. Micheletti debe de andar consternado: "Miren lo que nos están obligando a hacer." - pensará.

Son las 00:50 y la pista de aterrizaje de Toncontín está cubierta de tanques y coches blindados. Al avión de Zelaya le queda combustible para media hora más.

01:20: Finalmente, el avión de Zelaya ha tomado tierra en Managua.

domingo, 5 de julio de 2009

Domingo Frogcircus


Estaba tardando en ponerlo. La entrada Skid Row de la semana pasada me hizo rememorar Los Angeles, Las Vegas y las muchas cosas acaecidas en apenas siete días de auténtica locura. Ese viaje -auténtico viaje, en todos los sentidos- sucedió porque una productora de TV de California escuchó las canciones de Frogcircus a través de internet y las encontró muy de su agrado. Tanto, que nos quería allí. Y allí fuimos, los cuatro de Frogcircus (Stone, Mariano, Jorge y servidor), más el Flaco y Chemi, que se encargaron de registrarlo todo para los incrédulos nietos y que son los artífices del vídeo que aquí les muestro. No se me escandalicen si ven alguna lengua fuera de sitio, demasiada cerveza derramada o la mismísima sede de la revista Hustler, en pleno Sunset Boulevard, elevada a los altares de la existencia. Recuerden: hoy es domingo y cualquier mal pensamiento se cura con una oportuna confesión ante el cura. Incluso la blasfemia más oscura.

Y ustedes dirán: ¡Qué frescura!
Y yo diré: Ventajas de ser católico. ¿Verdad, Trillo?

sábado, 4 de julio de 2009

Escenas Celestiales XII


- Veo que llevas calcetines blancos. Lo siento pero no se puede pasar.
- ¿Cómo que no se puede pasar? Tengo todo el derecho del mundo a entrar.
- Las órdenes son claras. No pasas... ¿Cómo? - pregunta el portero enchaquetado al aire mientras presiona con el índice un chicharito que lleva en el oído. Con sonido de frecuencia telefónica, escucha la voz del Jefe, en persona, que le dice:
- ¡Déjale pasar, Pedro! ¿No ves que es Michael Jackson?
- Has tenido suerte. El Jefe me ha dicho que pases.
La verja dorada se abre de par en par y Michael entra muy chulillo por el pasillo de nubes, ajustándose el sombrero. A su paso, las baldosas del suelo se iluminan.
- Pero no pienso quitarte la vista de encima, ¿me oyes? Te estoy vigilando, Jackson. ¡Siempre vigilo!

Michael camina y camina por un paisaje nublado y yermo, encendiendo más y más baldosas sin querer. Mientras esto sucede, van apareciendo puntitos negros por todo el horizonte, que se agrandan conforme se le acercan. Cuando se quiere dar cuenta, una multitud de almas se ha arremolinado a su paso. Le han reconocido. Desde las más altas alturas desciende raudo un ejército de ángeles para verle de cerca. Poco a poco, el germen de un murmullo casi imperceptible va cogiendo forma y aumentando de volumen hasta convertirse en un estruendo de vítores, aplausos y silbidos. Cada alma y cada ángel habla en su idioma particular, pero, como ya es habitual en este lugar, se entienden perfectamente y el grito es uno sólo: ¡Haz el Moonwalk, haz el Moonwalk, haz el Moonwalk!

Y lo hizo. Vaya si lo hizo. Griterío ensordecedor. Los más viejos del lugar recordaban haber visto algo parecido cuando llegó Robin Hood y se puso a disparar flechas como un poseso, pero entonces todavía había muy pocas almas en el cielo. Nada que ver con esta vorágine de multitudes desarretadas. La cosa se estaba saliendo de madre, obviamente. Se trataba de una idolatración en toda regla y había que hacer algo y pronto. Dios no se anduvo con chiquitas y transformó sobre la marcha aquel espíritu bailón en una llama iridiscente de amor y paz que permaneció inmóvil y apenas titilante a partir de entonces y para siempre jamás. Para qué fue aquello. La gente casi se le echa encima. Allí se dijo de todo. Menos mal que era Dios y no tardó en hacerse con el control de la situación. San Pedro llegó al cabo, cogió los calcetines blancos junto al resto de ropajes que yacían inertes en el suelo, observó durante algunos segundos la llamita que se estremecía delicadamente en el éter sin hacer ruido ni molestar a nadie, y, sin decir una palabra, se dio media vuelta para dirigirse con paso cansino hacia la entrada de aquel antro de perdición, a continuar con su labor de siglos, como si nada de esto hubiera pasado.