martes, 24 de noviembre de 2009

Jaume Matas a Pekín Express


Me gusta Pekín Express. Me gusta ver cómo los concursantes salen airosos de los retos que les surgen a su paso. Me gusta ver cómo logran pernoctar o comer de la forma más improvisada y jamás se me olvida el dato de que sólo disponen de un euro al día. Y yo me digo: "Un euro y nada es lo mismo, ¿para qué les dan un euro?" Y yo mismo me respondo: "Creo que lo hacen como símbolo de la dureza de la prueba. Tener que administrarse con un euro es como que muchísimo más difícil que ir de gratis total y por la cara, ¿verdad?"

Pues Jaume Matas, si se inscribe en Pekín Express, va a ir 'sobrao', porque los últimos tres años ha subsistido con 42 o 43 céntimos de euro al día. Como lo leen. En tres años sólo ha sacado 450 euros de todas sus cuentas conocidas. Y sin embargo, ha logrado pernoctar muchas noches en un piso en Nueva York y otras tantas en un palacio renacentista lujosamente restaurado en la zona más chic de Palma de Mallorca. Y en hoteles de cinco estrellas supongo que también. Si va al concurso con esa sabiduría que dios le ha dado (tiene que haber sido dios, no se me ocurre nadie más), en un pispás se haría con todos los amuletos de la suerte valorados en 5.000 euros. Y a ver si encima va a ser como Camps, que siempre gana de calle todas las pruebas de inmunidad. Entonces sí.

1 comentario:

  1. Todo sobre Pekin Express:
    www.blogpekinexpress2.com

    ResponderEliminar

Se permite la entrada, cómo no, a todas las ideas.
Se prohíbe la entrada, cómo no, a cualquier insulto.