martes, 27 de marzo de 2012

A Dios (sic) don Pepito



"Hay cosas que no deben tomarse a broma. Pedir a un litigante que ensaye ante el espejo me parece un exceso, se mire por donde se mire. Si al juez le pareció improcedente la demanda la debió desestimar, con condena en costas. Si le parece procedente y entiende que se lesionó el derecho al honor de una persona debería cuidarse de hacer chanzas adicionales. Espero que el CGPJ tome cartas en el asunto. La independencia judicial no es la cobertura del disparate irresponsable." - comentario de lo más acertado y oportuno, visto hoy mismo en El Mundo, a propósito de la folklórica e incongruente sentencia del juez de Primera Instancia número 9 de Santa Cruz de Tenerife, Álvaro Gaspar Pardo de Andrade contra Carlos Sosa, editor del diario digital Canarias Ahora.

Y es que a don Pepito le ha venido llamando todo el mundo don Pepito desde siempre, pero ahora sólo podrá seguir haciéndolo todo el mundo... menos uno. Maravillas de la judicatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se permite la entrada, cómo no, a todas las ideas.
Se prohíbe la entrada, cómo no, a cualquier insulto.